sábado, 16 de abril de 2011

Introducción; Abril, 2011

Volar es bueno. Volar te lleva a pensar en las cuestiones que querés alcanzar; qué y cómo lo querés alcanzar. Volar te lleva a pensar en como desarrollarte para lanzarte de cabeza al vacío, a soñar en el tremendo estrellón contra el piso o a los altibajos del vuelo.

Obviamente que a la larga, te terminás tirando. Ninguno quiere pasar toda su vida mirando el tren que dejó que se vaya; por eso, particularmente, me siento contento escribiendo esta introducción, del segundo abril consecutivo en que publicamos y co-habitamos la red, llena de otros pequeños vuelos como el nuestro.

Abril es un mes de transición, es lluvia, primeros fríos y primeras clases. Abril es un mes de reacomodo de horarios, de gripes y certificados garabateados, de lectura y de paseo. Abril es precisamente por lo que estamos pasando; el inflar el globo a ver hasta dónde llega, el volar un poco más, el pasarnos un toque más de límite.

Volviendo a retomar el ritmo, este mes tenemos un reguero de notas (ni idea qué carajo pasó, pero volvimos a los dos dígitos de notas), una entrega especial en colaboración de un lector y un análisis de uno de los eventos más copados; el Daruma que estuvo el finde pasado. Fuera de eso, van a encontrar el lugar como siempre, pero creciendo. Los rincones como siempre, pero más nutridos; las pinturas en el lugar de siempre, pero más brillantes.

Seperele, señoras y señores, Frikilogía está entrando en su segundo año de vida. Y nos queda cada vez menos para empezar a ingerir sólidos.

Cataqclismo

PD: Esto va de parte de todos






1 comentario:

  1. La ingesta de sólidos, completamente sobrevaluada...

    Que tu blog, ese espacio que compartis con amigos, y con completos extraños, este en el filo de la navaja... cumpliendo casi dos años NO TIENE PRECIO ! xD

    Saludos,
    Nate

    ResponderEliminar

Comentarios, dudas, puteadas... cualquier cosa, maeses!