jueves, 17 de diciembre de 2009

Genocyber: Cibernética y Diarrea Sanguinolenta







Si el título de esta nota los impactó, entonces les recomiendo que dejen de leer la nota, o mejor dicho, que ni siquiera consideren bajarse y ver esta serie de cinco OVAs. Y es un poco decepcionante meterse en esa biblioteca de Babel que es Internet, darse unas vueltas, rastrear algo que parece prometedor y terminar comiéndote unos cinco episodios de pura mierda. Pero si algo se puede rescatar de los restos de la ruina inexplicable del sinsabor de una serie vieja, entonces es digno redactar una nota. Y no hay videncia que no te ayude a hacer un poco más gordo tu historial de manganimé, o a aprovechar un poco más de los detalles que hay en el medio. Pero basta de introducciones, metámonos de lleno a la nota, shall we?


This Side Up


Genocyber es una serie de cinco OVAs que se produjeron durante los años 1992-1993 por Bandai (creo que no hace falta decir quién son), en yankilandia por US Manga Corps. Y en Australia y el Reino Unido formaron parte de una colección de Cyberpunk que se realizó entonces (The Cyberpunk Collection, originales los muchachos), pero solo fueron presentados los tres primeros episodios por cuestión de espacio; compartieron habitación con Cyber City Oedo 808 y AD Police.


Ahora, Cyberpunk, qué carajo es? Es un género de Ciencia Ficción que nace en 1983 con una historia corta homónima (no recuerdo el autor) y que se basa en un futuro cercano, usualmente usando y abusando cibernética, inteligencias artificiales y megacorporaciones o monopolios mundiales. El elemento que más abunda en el Cyberpunk es el cambio social radical al que vivimos actualmente, además de lo inesperado respecto a la tecnodependencia presente en cada escena.



Tendríamos que hacer un recorrido por la historia de la Ciencia Ficción que no voy a hacer <.<>

Pero no nos vayamos por las ramas. Decía, los japos siempre tuvieron y tienen una mente muy dinámica y adaptable, además de un vastísimo imaginario (que comparten con la mitad de oriente, es cierto) común y una capacidad de limarse casi única (léase capacidad de lime = talento en extremo o exceso). En los setenta y los ochenta, la ciencia ficción japonesa se pone en auge, y en los ochenta principalmente (la década del Cyberpunk) surge una alza importantísima. Ellos tenían el futuro en sus manos, ellos tenían un post-apocalípsis concreto (lo habían vivido con la bomba de hidrógeno), ellos tenían la imaginación. Y ya lo creo que lo aprovecharon.



Generación Transistor


Las expresiones artísticas en su totalidad estaban alzándose. Recordemos el expansionismo y el cambio brutal que no solo sufrió Japón, sino también todo el mundo en conjunto durante esas dos décadas ajetreadas que fueron los ochenta y los noventa: el desarrollo increíblemente rápido de la tecnología de información y comunicación (TICs), además de otros factores que no voy a mencionar, hicieron que Japón se transformara en un fenómeno como pocos, un fenómeno que se había desencadenado bastante tiempo atrás y del que, hoy por hoy, somos testigos del coletazo y la repercusión de años de trascendencia.


El animé siempre tarde en llegar. Los estudios japos pueden ser limados, pero se toman su tiempo para hacer las cosas bien (o al menos lo intentan y les sale una porquería igual). El tiempo de demanda lo podemos comprobar tranquilamente con DBZ, que tardó bastante en sacar la serie en animé si consideramos la fecha del manga. Si a eso le sumamos que en esa época internet era un fantasma en Silicon Valley, y que vivimos en el tercer mundo, esta clase de animación, todavía algo raro, tardaba un poco en llegar.


De más está decir que los noventa fueron producto de los ochenta. Diez o veinte años de ciencia ficción hicieron que guionistas y dibujantes se pusieran las pilas y sacaran toneladas de Cyber-punk totalmente violento, mezclando un montonazo de productos e inventando un montonazo de sub-divisiones de las que hoy tenemos un par de hijos viviendo con nosotros (la herencia más importante es el Mecha, el abuelo de esta corriente). Los noventa recibieron una tonelada de Cyberpunk excelente y otro resto de porquerías que tiene poco que ver.


De más está decir, creo, que este género me encanta y me fascina :P además de todo lo que se puede llegar a decir, no viene al caso describir porqué me agrada el género. Así que prosigamos.

Buscando series me topé con Genocyber, vi la fecha de emisión y como la gran mayoría de las cosas que vi de esa época las recuerdo con cariño, le di una chance. Gran error, porque terminó transformándose en una poronga sin sentido alguno.



Pero, porqué es tan malo?


Genocyber tiene una historia Cyberpunk regular; mundo un poco futurista, cibernética, protagonistas jóvenes, mucha pelea y ciudades metropolitanas que más parecen colosos que habitáculos. La mecánica de la trama se torna repetitiva el segundo OVA (no dejando de repetirse jamás) y finaliza, como casi todo Cyberpunk, sin un final definitivo ni una respuesta a la historia que te relatan, sino con un sinsabor que cansa, más que provocar curiosidad.



Hay varios errores en Genocyber:


-El Dibujo: si bien concuerda con el estilo de la época y la animación no supera demasiado los estándares de esos rumbos, podría haber sido mejor. Reconozco que tiene un muy buen dibujo en lo que respecta a detalles gore y estética robótica; pero fuera de eso, parece una serie pésima de cinco de la tarde antes que cinco ovas gore y maduros como deberían ser.


-La Música: es TERRIBLEMENTE ochentosa, lo cual revela el punto cúlmine del desarrollo del cyberpunk en Japón (y te demuestra que los japos se aferran mucho a muchas cosas). Podrían haberse arrojado a poner una banda sonora un poco más arriesgada y experimental: hay series y películas cyberpunk que lo hicieron y quedaron de diez (Ghost in the Shell, por ejemplo), pero no, Genocyber se tiró por lo seguro y lo conocido. Bastante mediocre.


-El Exceso de tripas: Ojo, les habla un amante del género (Gore) del otro lado del monitor. Les habla un sujeto al cual le encantan las películas de zombies, las tripas de látex de los ’80 y los guiones torcidos de Rob Zombie. Pero, inclusive para mostrar cadáveres muertos de una manera estrepitosa, hay cierto marco al que te tenés que atar.


Mostrar una muerte fabulosamente sanguinolenta le da un efecto terrible a una obra. Mostrar un número similar de muertes la torna truculenta e interesante.

Ahora, buscar cualquier excusa estúpida para matar al pedazo de carne respirante que tenés cerca de la cámara, eso ya es abusar de un recurso que, como todo, tiene que medirse. Genocyber tiene un solo eje: y es la violencia indiscriminada e innecesaria. Y, principalmente, lo que más me aburrió


-Los Personajes: una sola palabra: TRILLADOS. Si leyeron la nota de Elfen Lied y vieron la serie, acá se van a encontrar con la abuela de Lucy en la prota. Además de la típica víctima-asesina-esquizoide, tenemos las víctimas que sufren por su cercanía o la relación con ella, tenemos la gente a la que no le importa un huevo nada y solamente quieren ver sangre, tenemos inteligencias artificiales que se desquician (uno de los pocos puntos interesantes). Pero todo es demasiado previsible, inclusive la pareja del final.



Finalizando


Recomiendo Genocyber si tienen un par de horas al pedo, si son amantes del gore y si tienen amigos y pororó. La única utilidad, tanto artística como funcional, de esta serie, es reírse de lo absurdo de algunas muertes y ver una historia relativamente triste en un mundo relativamente mediocre. Si la tuviera que definir, diría que es una mezcla de Elfen Lied, con el film yankee Virus, Robocop y un poquito, muy poquito, de Eat-Man y Bubblegum Crysis 2040.






Nos vemos en la próxima entrega

Cataqclismo

16 comentarios:

  1. Es obvio q no captaste todo lo que la serie quiso decir, no c mata gente a lo loco , cada muerte tiene una justificacion por pequeña que sea, la trama y los sub temas se desarrollan de manera muy interesante a mi gusto... una mezcla con elfen lied?? no c parece una mierda, solo en el gore y ya

    ResponderEliminar
  2. Repito lo dicho en la nota a la hora de escribir, respecto a las muertes:


    Mostrar una muerte fabulosamente sanguinolenta le da un efecto terrible a una obra. Mostrar un número similar de muertes la torna truculenta e interesante.

    Ahora, buscar cualquier excusa estúpida para matar al pedazo de carne respirante que tenés cerca de la cámara, eso ya es abusar de un recurso que, como todo, tiene que medirse. Genocyber tiene un solo eje: y es la violencia indiscriminada e innecesaria. Y, principalmente, lo que más me aburrió

    Respecto a la mezcla con Elfen Lied, malinterpretaste el texto: sería estúpido, viéndolo cronológicamente, comparar series que se llevan casi veinte años entre sí. Solamente mencioné Elfen Lied para que, quien no haya tenido oportunidad de ver otro anime del estilo, tenga un lugar donde pararse a la hora de leer de esta serie. Por el otro lado, antes que ver estos OVAs prefiero ver Alita, que es más o menos de la misma época, tiene más contenido y se puede ver tranquilamente.

    Muchas gracias por tomarte tu tiempo para opinar y para leer la nota =)

    ResponderEliminar
  3. Alita, no te va a dar en su puta vida, el gore gratuito y extremo que da Genocyber, esto es una serie (si es que se le puede llamar serie) Arcade totalmente, y punto, gore, a los que quieran ver gore y vomitar gore , les va gustar, a los que van de que le gusta el gore pero luego se cagan como tu, pues no, no les va a gustar, para gustos condones :)

    ResponderEliminar
  4. Ah, pero vos sos un pelotudo importante.

    Con el debido respeto fuera del insulto, me parece que estás meando fuera del tarro. Como dije antes, AMO el gore, pero así como amo el gore no creo que una serie pueda basarse total y completamente en ello. El gore es un aspecto estético, más que nada; antes que hacer una serie animada, en todo caso y si lo que querés transmitir es solamente eso, hacete una exposición pictórica. Sencillo. Una serie tendría que cubrir un montonazo de aspectos que esta serie margina, ergo, esta serie es una porquería sinsentido. Una porquería linda, pero una porquería al fin.

    Saludos nuevamente. Si todavía no te quedó claro qué es lo que se critica, te invito a leer el resto de las notas del blog.

    ResponderEliminar
  5. genociber esta bastante bien yo creo que tendrias que volver a verla para enterarte mejor de que no solo es gore aparte que los finales sin concluir es lo de siempre y no aburre es lo que hay pero si lees criticas de este anime veras que son buenas no lo dice una persona lo dicen miles esto marco una epoca como ninja scroll, berserk etc.

    ResponderEliminar
  6. HOLA NO SOY AFICIONADO A LOS ANIME , ME ENCANTA EL GORE VI EFEN LIED Y ME GUSTO MUCHO LA TRAMA LA EL DESARROLLE DEL ANIME LAS IMAGENES TODO MUY BUENA (EXELENTE) LASTIMA KE NO HAY MAS CAPITULOS.. ME PODRIAN RECOMENDAR ALGUN OTRO ANIME COMO EFEN LIED QUE SEA BIEN SANGRIENTO Y ENTRETENIDO PORFAVORRR..SE LOES AGRADECERIA MUCHO GRACIAS .

    ResponderEliminar
  7. tu el que escribi esta nota de genocyber vas a...
    si existiera una forma de hacerte pagar por eso seria...(tengo que calmarme)
    bueno eso lo dices por que no le ves el sentido bueno al gore (maldito mal nacido)

    ResponderEliminar
  8. baka moriras si solo existira la pagina de jigoku shoujo T.T

    ResponderEliminar
  9. Para la gente que todavía no se enteró que este blog dejó de existir: dejen de romper las pelotas y miren Gore de verdad en vez de esta pelotudez. He dicho.

    http://www.youtube.com/watch?v=O0j7K6-0Ak4

    ResponderEliminar
  10. Esta reseña es una mierda, por eso este blog mierdero desaparecio.

    ResponderEliminar
  11. Que crítica tan limitada, creo que algunas personas deberían aprender un poco más lo “básico” y luego expandirse en cuanto a su criterio para realizar una reseña, con razón este blog quedó enterrado con opiniones tan mediocres como estas.

    PD: La banda sonora es de lo mejorcito de Genecyber, me encanta la canción Fairy Dreamin.

    ResponderEliminar

Comentarios, dudas, puteadas... cualquier cosa, maeses!