lunes, 16 de noviembre de 2009

Formulas: Ética profesional, aficionados a ser héroes, el anti-héroe


Bueno bueno bueno… bueno, no tan bueno, generalmente es Cataqclismo es el encargado de hablar del tema de las fórmulas, pero hoy se me ocurrió hacer mi aporte a esta parte de la temática mensual. El payasito no sabia sobre que escribir y se le ocurrió hacer una nota de mi género favorito “el anti-héroe”.

Muchos apelan a que el anti-héroe, es como un súper héroe nada más que malo. Me corresponde aclarar que esa es una clasificación errónea, los anti-héroes no son malos, solo que padecen de una falta de escrúpulos morales, es decir, en palabras menos finas, hacen el bien pero les chupa un huevo todo, o en general hacen el bien pero de una forma poco peculiar.

Amo en particular este género, porque es un carácter simbólico de la redefinición de valores y de la moral que muchas veces necesitamos en la sociedad. El anti-héroe se destaca por determinadas características como pueden ser que sea torpe, grosero, violento, antisocial, homicida, quilombero, gatero, inútil, delirante y hasta a veces cómico. Para citar al primero de todos, hay que sacarse el sobrero y saludar al buen Don Quijote de la mancha. Este personaje que ha trascendido en la historia de la literatura, el cine, el teatro y todos los géneros de arte. Es un personaje extraordinario, retratado perfectamente por el gran Miguel de Cervantes Saavedra. La historia nos lleva a vivir las aventuras de un viejo loco, con delirio de héroe que busca salvar a una doncella que no lo es, que mejor forma de burlar a la cualidad de héroe que un loco que cree serlo. Al fin y al cabo todos los héroes tiene la cualidad de delirar la grandeza, solo que este personaje la expone de manera exagerada y absurda.



Obviando la gran cantidad de anti-héroes que hicieron de séquito a este gigante en la literatura podemos nombrar también a los grandes personajes que trascendieron al comic. Series como la de Spawn y The Darkness retratan perfectamente como un ser infernal y obscuro vive su vida a la mejor manera del estilo Broadway. Locos y desenfrenados, el baño de sangre que producen a lo largo de sus días estos muchachos puede ponerlos en el estrado de maldad, pero ¿quién dice que es malo y que es bueno? Esta es la misión en general de estos personajes, cuestionar la idea de mal y de bien. No nos vamos a introducir mas en el tema, ya que tendría que citar a autores como Kant, Nietzsche y otra tropilla de genios que no corresponden al tema.



Pero sin duda alguna, estos personajes me ahorran tal meollo. Sus características, la prioridad de seguir sus instintos y guiarse por su propia brújula moral sin importar lo que diga la moral universal los convierte en el perfecto y artístico cuestionamiento de los dictadores del bien.



No todos estos personajes son tan extremos, existen además los personajes que presentan un mayor cariño por la vida, pero no es el mismo cariño por el respeto de la vida de sus enemigos. Casos como el de Rorschach, que apoya el absolutismo y la objetividad moral, con su máscara que simula las manchas del test de Rorschach a la cual el considera su rostro, y que no creo en un intermedio, o esta bien o esta mal. Su camino solitario de lucha contra el crimen lo figura como un ser detestable y que vive en la ilegalidad, pero permanece convencido de sus estructuras éticas.



Y así podemos seguir nombrando a muchos más de personajes con caracteres símiles. Lo importante es saber reconocerlos y diferenciarlos de los héroes comunachos, para eso me he tomado la molestia de hacer algunas dramatizaciones con distintas situaciones de la vida de un héroe y ponerla en comparación con mis queridos anti-héroes.


Situación: Le están robando a una ancianita, el malviviente posee un objeto punzo cortante utilizado como arma blanca, e intenta someter a la anciana para que le entregue sus pertenencias.


Héroe: Llama la atención del malhechor por detrás, al darse vuelta, comienza un discurso sobre cuestiones morales intentando hacer ver al sujeto el mal en sus acciones y lograr tal vez que cambiar su forma de vida, que consiga un trabajo y que tal vez forme familia. Viendo que el sujeto no cambia su forma de vida el héroe procede a desafiarlo de manera justa y formal, estableciendo las reglas típicas de la contienda. Luego de vencerlo el héroe produce otro discurso sobre su propósito en la vida y de que forma va a lograr cambiar un mundo de injusticia social retirándose luego de manera teatral y llamativa.


Anti-Héroe: Pronuncia una gran y sonora puteada al ladrón, este se da cuenta de que dentro de poco le van a romper el culo así que procede a un intento de escape (con o sin el monto magro de bienes sustraídos de la anciana). El Anti-Héroe comienza a perseguirlo pasando a lado o sobre la vieja, puteándola si esta significo una interferencia para su placentera tarea de romperle la cabeza al hijo de puta que se quiere escapar. A punto de alcanzar al malviviente hace sentir su presencia con una serie de insultos que le advierten al ladrón la cercanía de su rotura de ojete. Al alcanzarlo el boca sucia del Anti-Héroe comienza una golpiza descomunal que va a terminar en un charco enorme de sangre que antes fue una persona, luego de esto si los bienes permanecen en la mano del ladrón se los queda como una forma de remuneración por tener que correr y putear como un degenerado, que de hecho se va puteando y corriendo como un degenerado.


Situación 2: Un archivillano está a punto de destruir un mundo que considera que fue injusto con el en su infancia, idea un plan muy malo e invencible y hace un aviso a las naciones unidas para que intenten compensar su vida agraviada.


Héroe: Llega al establecimiento donde el archivillano se instituyo un laboratorio o guarida personal, con playroom, comedor, y habitaciones para huéspedes. Los contrincantes comienzan una discusión poética y elegante que define los estrados morales. Al llegar a una cuestión relativista sobre la moral deciden embatirse en combate de inteligencia y poder. El héroe se llega a encontrar en un apuro pero elegantemente logra salir adelante y vence a su enemigo, que en el último momento se conmueve y descarga sus malestares con mar de lágrimas y comenta al héroe como desactivar la máquina para destruir el mundo muriendo penosa pero altruistamente y quedando en la memoria y el cariño del héroe que lo escolta hasta su tumba honorable y adornada de gloria y compasión. Todos los fines de semana pasa para dejarle flores.


Anti-Héroe: Llega al establecimiento del archivillano, tumbando la puerta y meando todos los adornos del lugar, pintando con aerosol puteadas sobre la progenitora del enemigo. Llega hasta donde esta al archivillano el cual comienza a justificarse, justificación que se ve interrumpida por un mar de puteadas y el relato de una infancia peor que la del villano, seguido después por un mar de violencia física y agravios a la persona y al culo del villano. Terminando por apoderarse del sistema de destrucción del mundo y pidiendo una recompensa monetaria o de mujeres vistosas que satisfagan el onanismo del anti-héroe, el archivillano termina cumpliendo un papel similar al de las mujeres entregando su comodidad anal a su adversario por ser un nerd de mierda con un puto laboratorio y muchos doctorados.


Y de esta forma podemos figurarnos la esencia de esta particular forma de personaje. El hecho de que me guste tanto esta fórmula es la artística forma en que logra cuestionar los estrados morales de la sociedad. Les guste o no la forma en que lo realiza, es innegable que representa una divertida y creativa forma de crítica social. Nombrar la gran cantidad de personajes e historias que presentan esta formula es innecesario, remítanse a Wikipedia que tiene una larga e interesante propuesta sobre distintos títulos de este apasionante género.


El Licantropayaso


3 comentarios:

  1. IDOLO!!!!
    que copado el tema, me asesinó desde que lo comencé a leer...
    Son todos anti-héroes en esta gacetilla, no?

    ResponderEliminar
  2. Esta buena la publicacion pero creo que, a mi parecer, los anti-heroes que describiste son muy mal hablados.. ejjee Igual creo que faltaron un par de cosas, no por eso no me gusto.. El anti-heroe esta para hacer el trabajo sucio que el heroe por su "correcta" moral no se atreve o no le conviene hacer..

    Es un tema interesenta de tratar, 1ro porque me gusta el tema y segundo porque he hablado con personas a las cuales tenian un concepto erroneo de estos personajes. Los cuales no son tan raros, hay a montos..

    La lista de Wiki ya a la habia visto hace un tiempo y estoy de acuardo en que es muy buena.. Aunque falta mi favorito Angel(el vampiro con alma)..

    Un abrazo chikos..

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios, por lo torpes guarangos e inmorales, si, somos anti-héroes :P

    Es verdad que son mal hablados, solo fue una dramatización extrema y ademas porque en el momento estoy leyendo cazador, el cual putea mucho, pero es muy cierto tu aporte, muchas gracias por visitarnos esperamos que el proximo mes esten de nuevo un abrazo grande a nuestros lectores

    ResponderEliminar

Comentarios, dudas, puteadas... cualquier cosa, maeses!