miércoles, 15 de julio de 2009

The Maxx

“La mayoría de nosotros habitamos en al menos dos mundos. El mundo real, donde estamos a merced de las circunstancias, y el mundo interno, “el inconciente”, un lugar seguro, donde podemos escapar. The Maxx, el navega entre estos mundos en contra de su voluntad, aquí sin hogar, vive en una caja en un callejón, la única persona que realmente se preocupa por él es Julie Winters, una trabajadora social independiente. Pero en Pangea, el otro mundo, el gobierna por completo y es el protector de Julie, su “reina de la jungla”. Allí el se preocupa por ella, pero siempre termina de vuelta en el mundo real. Y yo, el viejo Mr. Gone, solo yo puedo ver, que los secretos que los unen, podrían destruirlos. ¿Podría ayudarles? Nah! Al diablo, creo que me divertiré con ellos primero!”

Quien nunca de chico jugó a ser un superhéroe tendría que plantearse seriamente que será de su vida, y no lo digo en broma, que mas saludable que soñar con ser un hombre de gran masa corporal con un traje de látex ajustado al cuerpo, calzoncillos por fuera del pantalón, mascara hecha de objetos reciclables, con el aspecto de un homosexual prostituto. Creo haber crecido sano y fuerte fantaseando de forma tal, que mejor que hacerlo en la infancia, y no ahora en la “adultez” (en sentido metafórico, mi adultez permanece cuestionable, sino miren el nombre con el que firmo estas notas). El problema sería haber olvidado estas fantasías infantiles y tener que vivirlas en contra de nuestra voluntad en una vida adulta, problema sería el de llegar a nuestro lugar de trabajo con el calzoncillo arriba del pantalón, o ir al supermercado con un mamarracho en la cara que tenga agujeritos para ver. Definitivamente sería una cuestión patológica tratable por un buen psiquiatra o psicólogo/psicoanalista. El caso The Maxx que pasaremos a relatar podría definirse como una descripción bastante completa y, a su vez, bizarra, de las fantasías que día a día traemos a nuestro mundo, eso o la fiebre producida por la angina que cargo mas el humo del tabaco me hacen delirar, esa conclusión la dejo en sus manos.

Nota: Quién desee ver la serie, no lea esta nota hasta después de terminarla, no quiero ser spoiler. Desde ya, muchas gracias, besos y abrazos.



Reseña de personajes:

Mr. Gone:



Bueno, que podemos decir de este personaje mi querido Licantropayaso. Una buena forma de definirlo es como “el malo de la serie”… pero nos quedamos cortos. Este tipo, ¿Por qué es malo? Que se yo, Lex Lutor era malo porque tenía un rencor con superman, o porque era un homosexual reprimido, estaba enamorado de el y lo manifestaba en odio, Venom era malo porque Spiderman le había jodido la vida, pero Gone es malo porque es divertido ser malo, nada mas ni nada menos. Padre de Sarah, violador y asesino, este tipo llena su curriculum vitae con un listado de acciones hijas de puta para lastrar el piso con cualquier malo que se le cruce. En mi opinión su motivación para ser malo es mas original de lo que parece, no hay cuestiones superfluas como lo son el resentimiento, la locura o los deseos de venganza, es malo porque puede y quiere, y mierda que le vas a decir lo contrarío. Su vinculo con Tha Maxx y Julie es el conocimiento de la verdad que los mantiene unidos y que lo pone por sobre ellos y lo convierte en un archienemigo alucinante. Con la ayuda de los Iz (o como sea que se escribe) le complica la vida al mundo entero, en opinión de muchos, el mejor personaje de la serie, en la mía… me guardo las palabras.

Sarah:



Excelente personaje, una chica adolescente, nerd, a la que nadie en el mundo entiende; aislada de la sociedad, sueña con ser escritora y como por si fuera poco con los problemas que le acarrea todo esto, es hija de Mr. Gone. ¿Qué mas podemos pedir de este personaje? Su vos asfixiante nos transporta al horrible mundo en el que vive, con una madre hippie insoportable que cree que todos los problemas se solucionan con una charla de madre e hija como si fueran amigas, con unos compañeros de escuela del estereotipo de gente de mierda, con pocos amigos y un encuentro con un vagabundo que se cree superhéroe y una asistente social con problemas adolescentes reprimidos casi tan malos como los de ella. Su despertar a la vida se torna como el doloroso padecer de una flor pisada por un vigoroso caballo y puesta en manifiesto por una frase pedorra en un cuadro de mierda con una nenita llorando “y el día llego, cuando el riesgo de permanecer encerrado en el capullo, se convirtió en mas doloroso que el riesgo que tomaba florecer”. No puede ser más trágico, y más inspirador el hecho de cómo esta chica piensa. En la opinión del licantropayaso… te gusta no payasito, si si, me gusta mucho este personaje.

The Maxx:- Dolor, Julie huye del suyo, el mío me sigue en manera de pesadillas, y tú te cargas el tuyo
Sarah:- ¿Cagas?
The Maxx:- no, cargas!... Nadie dijo que iba a ser fácil pequeña.



Julie Winters:



Pobre, pobre mina ¿no Licantropayaso?, la verdad que es un dolor de culo lo que sufre esta mina, literalmente, violada y dada por muerta. Una noche como cualquiera viene en su auto y se lleva por delante a un pobre tipo, al bajar a ver que paso, la chascaron. Desde ese momento Julie renuncia a sus estudios de arquitectura y se convierte en trabajadora social independiente, pero en su interior no solo paso eso, sino que se despoja de su alma animal y la destierra dejándola caer sobre algún “otro”. Desde ese momento condeno a The Maxx a estar atrapado en sus fantasías de poder, por haber sido tan despojada del mismo, su sentimiento de debilidad es lo que motiva al héroe a defenderla sin saber que en verdad solo esta inmerso en el rechazo de Julie por afrontar la verdad. Una encrucijada particular la de esta muchacha, que tiene que decidir si permanecer o desistir y afrontar la realidad. Nada mas poético que el héroe que salva a la doncella, ¿pero que pasa cuando la doncella tiene que salvar al héroe dejándolo solo a merced del mundo en el que vive y durmiendo en la caja en la que habita? Veremos como se las arregla y como Mr. Gone se la complica.



The Maxx:



Bueno, sigamos Licantropayaso. Que se puede decir de este personaje, es un tanto complicado de escribir, porque se puede decir poco y la vez mucho. Poco porque no es mas que el héroe, enmascarado, travestido y altruista de siempre, un tanto mas pobre que Batman (¿?) y de un planeta no tan lejano como criptón sino que es de las calles como cualquiera. Mucho porque en verdad tiene un trasfondo más… como decirlo, ¿profundo? Es un hombre sin memoria que habita en el mundo real y en el inconciente, los cambios de mundo están fuera de su voluntad y alcanzamos a entender que es por la fantasías de Julie que lo encadenan a ella y que se les fueron dadas junto con su mascara y garras por un conjunto de situaciones desafortunadas, en si no es mas que un jardinero atropellado una noche de crímenes y violencia, nada mas. Pero al estar incluido como el alma animal de Julie se convirtió en lo que es, y de lo que no puede escapar a menos que su dueña así lo decida. Sería mejor ser alcohólico que tener que vivir tal delirio, y para completarla tiene que lidiar con Mr. Gone, el villano mas villano de los villanos que la villanes jamás haya villano-conocido (valga la redundancia). Sumémosle la responsabilidad de pelear contra los Iz, salvar a Julie de quién sabe que, ayudar a Sarah quien sabe como y seguir vivito y coleando. Un antihéroe de lo mas particular, pero también de lo mas real, ¿quién no pelea contra sus fantasías porque estas contradicen al mundo real?, ¿usted no? Porque yo si. Para ir terminando, tenemos la muestra de un ser que tiene que hacerse responsable por designio del destino de los problemas de alguien más, siendo que la única persona que puede solucionarlos es ella misma, una reflexión interesante para ver a quien le cargamos nuestros problemas y de que manera nos hacemos responsables de los mismos.



Cuestiones históricas de autor y editorial (y toda la bola):

Creada por Sam Keith (con ayuda de William Messner-Loebs al principio de la serie y de Alan Moore al final). Editada en 1993 por image comic. La serie originalmente fue editada como comic, yo hice la note en base a la serie animada que se transmitió en 1995 en MTV, por eso busque algo de info sobre el comic pero no pude conseguir el comic en si, así que se los debo. El comic fue editado en 6 tomos y tuvo una continuación con la historia sobre Sarah inmersa en el mundo de los sueños, un relato sobre una ampliación del personaje y un poco más de historia sobre su padre el Mr.Gone. No mucho más que eso.

Conclusión:

Entonces, que puede concluir el Licantropayaso sobre esta serie: ¿Recomendable?, si, muy recomendable para vérsela en una tarde de lluvia y reflexión con mates y tortas fritas. ¿Buena? No me gusta esa clasificación de las cosas, pero en lo personal, si muy buena. Que mas decir que no haya dicho, los personajes son excelentes, la trama de la historia es un tanto retorcida, pero al final se aclara todo. Tiene muchas imágenes, escenas y reflexiones que son para recordar y atesorar en la memoria, momentos graciosos, violentos, fugases y muy melancólicos, como la muerte de un pobre conejo agonizante por unos repentinos golpes a palazo (palazo de pala no de palo, Pala: herramienta usada usualmente para hacer agüeros en la tierra, para jardinería o para uso didáctico en la agresión de un ser vivo o no), el inminente despertar de un jardinero de un sueño muy largo y loco, que en verdad era el sueño de alguien mas, la reflexión de una niña ingresada al difícil mundo de la adolescencia que la lleva al despertar de la vida. Todas estas y muchas mas son las cosas que me quedaron de esta serie, lo interesante es traducir eso a la vida de uno, para algo sirve ver una serie así, para pensar, sino vaya y vea cosas mas corrientes como comics o series de difusión común y cosas así, que ojo, no estoy diciendo que no sean buenos, sino que no lo llevan a uno a pensar tanto como lo logran series como The Maxx. Trasportándonos de una situación cotidiana, como es llevarse puesto a alguien con el auto y ser violado, a un mundo de fantasía con seres distintos y disparatados que nuestra imaginación puede abarcar. De modo tal que se me hace difícil hacer una definición final para esta serie, pero ahí les va: The Maxx es una serie de proceso temporal difuso y de relato complejo que nos lleva a pasear por una galería de espejos rotos, que en verdad muestran la cara no tan bonita, pero muy real de las cosas (la pregunta ahora es, ¿cuál de las tantas caras que tienen las cosas es mas real?). Reflexiones, fantasías y realidades alternas proyectadas por ojos bizarros nos muestran que tan mal puede estar la gente, y que tan difícil es acomodarse, al fin y al cabo, es difícil despegarse del desacomodo personal y algunos nunca terminamos de hacerlo.

El Licantropayaso

1 comentario:

  1. Tu discipulo Cataqclismo me mostró la serie...
    Flashé mal. Muy copada y completamente recomendable.
    Supongo que tengo algo de Sarah en mi interior, que me quedé queriendo mucho a ese personaje (no mencionemos que nuestras madres se parecen, porque la mia esta mas loca)

    ResponderEliminar

Comentarios, dudas, puteadas... cualquier cosa, maeses!