lunes, 15 de febrero de 2010

“Pinta muñequitos, en un papelito…(8)”

El hecho de hacer como mínimo una nota por mes es un buen móvil para ver cosas que tal vez no te hubieras sentido tan atraído a mirar en otro momento. Yo me sentí intrigado por un manga específico desde que leí su sinopsis y, gracias a que tenía que hacer la nota, me lo tuve que leer todo xD
El manga que les traigo hoy es: Bakuman, pero primero, pasemos por la aduana:





Aduana: Dejando información:

Bakuman es un manga que empezó a publicarse el 8 de agosto de 2008 en la revista Shōnen Jump, y sigue hasta el día de hoy semanalmente. Los creadores son Tsugumi Ōba y Takeshi Obata, autores del muy conocido manga Death Note; que como ya sabrán también tiene su anime y tres live-action japonesas (también va a salir un live-action producido por Warner Bros, pero eso es leña de otro árbol).

Volviendo a Bakuman: La serie sobrepasa los 70 capítulos y tiene ya 6 tankōbon (tomos recopilatorios). También se anunció la obra será adaptada a un anime, a emitirse en otoño de este año. J. C. Staff será la responsable de la animación del proyecto y constará de un total de 25 episodios.

Puede pasar, disfrute del resto de la nota:

Una vez que nuestro inevitable paso por la aduana finaliza, podemos meternos de lleno en el análisis, así que, allá vamos:

En esta historia tenemos como centrales a dos chicos de 14 años que cursan el 9° grado. Uno de ellos es Mashiro Moritaka, un dibujante bastante talentoso; el otro es Takagi Akito, el estudiante número uno de la clase.
Todo comienza cuando Mashiro dibuja en una libreta a Azuki Miho, una compañera de clase que le gusta desde hace un par de años atrás. El muy bola se olvida la libreta en la escuela y la encuentra Takagi, quien le propone unirse para dibujar manga, él escribiría los guiones y Mashiro se encargaría del arte.

Pero convencer a Mashiro es un poco más difícil de lo que parece, éste se niega una y otra vez a ser un mangaka, dice que no es nada seguro y que no le interesa (en realidad se muere de ganas por dibujar xD). Pero como sigue en la negativa Takagi decide chantajearlo advirtiéndole que, si no hace manga con él, le va a botonear todo a Azuki.
Al final, con tanta insistencia, Takagi logra que Mashiro acepte y ambos empiezan a emocionarse y a soñar con ser mangakas exitosos. Por otro lado, el sueño de Azuki es convertirse en Seiyū.

Mashiro mete la pata al hablar con Azuki y no sólo le confiesa que le gusta, sino que le propone matrimonio. Ella accede a casarse con él (es más que obvio que ella sentía lo mismo por él pero ninguno de los boludos se hablaba) pero sólo cuando sus sueños se conviertan en realidad, hasta entonces no podrán verse y sólo se comunicarán por mensajes de texto. Así es, lo que leyeron. Si usted, querido lector, se consideraba Friki o Geek…permítame decirle que estos muchachitos lo superan con creces.
Capítulos más adelante Takagi empieza (por un malentendido) a salir con Miyoshi Kaya, la mejor amiga de Azuki (pero estos se ven y todo, hasta se dan un beso =O).


El resto se resume a ellos como mangakas y las vicisitudes que enfrentan en este mundo, como ser la lucha por ser serializados, la competencia con otros mangakas, como la popularidad decide destinos de diversos mangas,etc. Ellos lo que quieren es ser serializados (comenzar a publicar semanalmente), mantenerse en puestos altos y lograr un anime para que Azuki pueda ser la actriz vocal y todos felices. Hasta acá la trama.

No puedo negar que lo que más me intrigó de este manga es como lograrían que se sostenga con esta idea. Y otra cosa que creo que vale resaltar es que no acerté tantas cosas como pensé que lo haría. ¿Qué quiero decir con esto? La primera vez que vemos una serie es bastante normal querer adivinar que es lo que va a pasar, y si los aciertos se repiten demasiado a lo largo del desarrollo de la historia, significa que se está volviendo predecible y te hace perder el interés (esto depende, algunas son predecibles y entretenidas). Pero a lo que voy es que me sorprendió con algunas cosas que no voy a comentar porque no quiero spoilear.

No leí Death Note pero le pegué una hojeada. Y con los dos primeros capítulos salta a la vista que el estilo de dibujo cambió, lo cual es lógico considerando que Death Note es una serie más seria y oscura y Bakuman apunta más a una comedia. Sin embargo en algunas escenas es inconfundible el estilo de Takeshi Obata.
También la cantidad de diálogo en Bakuman es mucho mayor. Ojo, leí muy poco de Death Note, pero sí es cierto que en Bakuman hay muchísimo diálogo.

Algo que me gustó es que explican bastante bien como es el mundo del manga y las serializaciones. Tal vez esté un tanto dramatizado para darle algo de interés a la historia, pero me pareció interesante para saber como funciona un poco la cosa. También tiene muchas referencias a otros autores y otros mangas y animes. Esto obviamente suma a que haya mucho diálogo.


Para aquellos que las historias románticas no son sus predilectas no se alarmen. Es obvio que con algo tienen que impulsar la historia y el romance entre Mashiro y Azuki es lo que proporciona el despegue. Los problemas amorosos se empiezan a ver como en el capítulo 60 y pico y duran un par de capítulos.
Es decir, el eje central casi nunca se aparta del sueño de estos chicos y su lucha por cumplirlo. Obviamente, Mashiro quiere cumplir su sueño por dos cosas: Una es porque le apasiona el manga, y la otra es porque si lo logra se casa con Azuki.

También tengo que reconocer que en cierto punto me sentí identificado. Son un equipo que labura por algo que le apasiona y que trata de sacar algo diferente para poder vivir de ello. Ése fue más o menos el contexto en el que surgió ésta gacetilla.

Hablando de identificación…más de una vez mientras leía pensaba que ellos mismos posiblemente pasaron por todo lo que cuentan, así que podría llegar a ser un manga autobiográfico. También puede ser que pase lo contrario y que ellos la hayan pegado de una xD pero esto sólo lo sabrán los autores.

La verdad no tengo mucho más para opinar, bueno sí tengo pero también tendría que explicar otras cosas y carezco de ganas :P además le quitaría la gracia. El dibujo es bueno y la trama no me aburrió, además a pesar de que tiene mucho diálogo la lectura es ágil. En resumen, lo bueno es que mientras lo leía NO estaba constantemente pensando en que se terminara para no leerlo más. De lo que sí tengo dudas es del anime, sinceramente no es lo mismo. El manga vos lo lees a tu tiempo mientras que al anime no, y no me fío mucho, me parece que el anime puede llegar a hacerse más tedioso…pero tal vez me equivoque.

En definitiva: No es una mala serie, tampoco es algo taaaaaaaaaaan extraordinario como leí en algunos comentarios. Sin embargo la idea es bastante original, la resolución de algunas cosas viene bastante bien por ahora y logró entretenerme, así que tiene bastantes puntos a favor. El tema ahora es saber cuando terminarla y darle un final apropiado.

Nos vemos en la próxima.

El Hippie Cósmico

1 comentario:

  1. Es un muy buen manga, lastima que ultimamente los dibujos no son tan buenos como al principio, pero si es una historia muy original, ademas de que alfinal de cada capitulo te deja con terribles ganas de saber que carajo va a pasar.
    MUY recomendable.

    ResponderEliminar

Comentarios, dudas, puteadas... cualquier cosa, maeses!